sábado, 31 de octubre de 2009

Mi primer caso oficial Jonathan Viera,febrero 1991

En febrero de 1991,surge mi primera oportunidad de poder ayudar a la policía , cuando el renombrado caso de Jhonattan (el chico de 5 años que desapareció en Salinas – departamento de Canelones ) Fabio Puentes me llamó, para ver si podía colaborar con la policía en este caso ya que no tenían pistas a seguir y la presión de la opinión pública era muy grande . Y como en muchas partes del mundo que la policía se apoya en videntes o gente con capacidad de percepción para colaborar en diferentes casos. Hicimos el intento y realmente arrojó resultados asombrosos, Nos reunimos con un grupo de personas que tenían facilidad para ser hipnotizados y gran sensibilidad, nos sentamos alrededor de una gran mesa, donde Fabio junto a un comisario a cargo de la investigación nos pusieron al tanto de lo ocurrido, dándonos el nombre completo del chico y el día en que desapareció frente a los ojos de otros chicos, la tierra se lo había tragado. Una vez que nos proporcionaron la información, nos dijeron que la forma de trabajo iba a ser la siguiente : íbamos a hacer una sesión de hipnosis e intentaríamos hacer una regresión al momento y día en que el chico se perdió y una vez allí intentar describir todo lo que pudiéramos ver oír o sentir, sin dejar nada de lado aunque pareciera una tontería o estupidez(tiempo después me dí cuenta de la importancia de no dejar nada de lado aunque pareciera que es imposible o disparatado) con una grabadora grande de cinta sobre la mesa que vaya a saber de donde la sacó la policía, intentamos hacer el primer acercamiento. Nadie decía ni veía nada ,de pronto comencé a ver una vista aérea de un barrio tipo balneario con pinos y calles de tierra colorada, logré acercarme y ver algunas casas y un grupo de chicos jugando al fútbol en la calle ,cuento cinco chicos jugando y uno más pequeño que identifico como que es Johnattan, a un costado del arco , descalzo y estaba sin jugar, incluso veo que el arco está conformado por un pantalón deportivo azul a modo de palo y del otro lado una campera también deportiva de color naranja.En determinado momento veo que Johnattan cruza por delante del arco y se dirige a una casa que se encuentra a un costado de la calle, entra y al rato sale calzado con zapatillas deportivas .En el momento que entra en la casa se me viene la imagen de una virgencita. Inmediatamente después me posiciono detrás de una persona de unos treinta años, cabello largo hasta el hombro color castaño y que se encuentra sobre una vieja bicicleta negra, viendo la imagen de los chicos jugando al fútbol desde otra perspectiva de la que yo veía, detrás de unos árboles y ahí por primera vez presentí una sensación de insana o malicia hacia esos niños que estaban jugando en la calle. Inmediatamente siento una extraña sensación de angustia y percibo que el niño Johnattan está muerto, no logro retener las lágrimas, no hay duda que no me equivoco; volviendo a la mesa abro los ojos y veo a todo el grupo participante de la experiencia , mirándome atónitos, excepto Fabio que también tenía una lágrima sobre su mejilla, el también presintió la extraña sensación de la muerte. Esa experiencia no fue terminada ni sorprendente hasta dos días después en que la policía comenzó a confirmar las vivencias con los datos de los testigos y confrontando los hechos con la realidad. La descripción del lugar y ubicación de las casas coincidía con mi relato, la cantidad de chicos jugando, la ropa utilizada para armar el arco, el hecho que Jhonatan no jugara en un principio porque se encontraba descalzo. La ida de este hasta la casa de una tía a calzarse y la frutilla final, cuando se interroga a la Tía referente a si tenía una virgencita de Lourdes o similar, y ante el comentario de ella que no tenía nada similar ,exceptuando unas baldositas que se encontraban debajo de unas enredaderas frente a la casa, que sabía que era algo religioso pero nunca corrió las enredaderas para ver de que se trataba. La policía cortó algunas de las enredaderas y se encontró con una baldosita con la imagen de la virgen de Lourdes. Quizás no fuera trascendente en la definición del caso pero no hay duda que es un estímulo en la confirmación de elementos sueltos en una percepción que con el transcurrir de la investigación comienza a conformar parte de un gran rompecabezas y sirve de base para continuar hilos de investigación , hasta ahora insospechados. Dos días después y a modo de anécdota y como ejemplo de cómo se debe tomar este tema serio y profesionalmente , es que me llaman de la policía, para que los acompañara junto a una vidente del interior (Mercedes) que aparentemente en esta ciudad era reconocida por sus aciertos, para ir a la zona donde el chico desapareció y allí reunirnos con unos “videntes” del lugar a ver si en conjunto podríamos definir algo más concreto, referido a la suerte que el chico hubiera corrido. Dejé momentáneamente mi trabajo en la agencia y concurrí a San José y Yi (Jefatura central de Policía de Montevideo) allí conocí al jefe de policía de mercedes que era el encargado de traer a la vidente mercedaria (curiosamente yo también soy nacido en Mercedes).Subimos a su coche y nos dirigimos a la seccional de Salinas (Canelones) que estaba a cargo de la investigación en la zona. Una vez allí junto al comisario a cargo y un grupo de unos quince agentes y tres vehículos de la policía nos dirigimos al consultorio de “los videntes” de la zona. No puedo explicarles la sorpresa que me lleve cuando conocí a estos individuos, él (pae)1 mt 90,160 kilos aproximadamente, peladito y con unos bigotes muy profusos y por supuesto una gran túnica que cubría todo su espectro con unos extraños caracteres bordados en el pecho. Ella (mae)1 mt 40, 40 kilos, delgada, desmejorada ,y con una pequeña túnica de maestra de botones ajustados .No hay duda que él le absorbía toda la energía o sino la naturaleza había sido muy extremista en el reparto. Pasamos a su oficina, que era más una extraño templo religioso decorado por un sinnúmeros de estatuillas de dioses, macumba y elementos que no logré identificar. Me sentía ridículo con solo pensar que la policía me metiera en un mismo paquete con este tipo de personajes. Pero ya que estaba ahí me dediqué a observar y por supuesto a ver lo que yo no quería llegar a transformarme. Luego de tomarse un abundante trago de lo que considero era caña o grapa el dúo dinámico tuvo una extraña transformación, él era un perro y con su olfato seguía supuestamente el rastro de Johnattan que según él lo secuestraron para quitarles los órganos (un tema muy en boga en ese momento-tráfico de órganos).Ella, un ángel protector que volaba sobre el niño para protegerlo, haciendo un extraño ruido con la boca que me recordaba al llamado a las gallinas a comer que se les hace en campaña. Una vez que el perro rastreador logró ubicar el lugar donde se encontraba Johnattan , el ángel protector les pasaba la dirección a los agentes afectados al caso y estos como bólidos salían corriendo a rescatar al desafortunado niño antes que llegaran a extraerle los órganos para ser colocados en un niño receptor con padres adinerados que pudieran pagarle su nuevo y compatible órgano. A la cuarta dirección de búsqueda y viendo que al perro rastreador le fallaba el olfato o justo ese día sufría un resfrío que no le permitía cumplir con éxito su excelente trabajo, la policía optó por dejar a un lado la extraña visión de estos dos calificados colaboradores ,no sin antes tener que abonar determinada suma de dinero por la eficaz colaboración proporcionada. No obstante cada pocos minutos de esa extraña sesión, el pae rastreador me consultaba a ver si yo no sentía y veía lo mismo, a lo que yo simplemente respondía, está muerto y por ahora no veo nada más, lo cual era cierto . Para terminar con el extraño circo una vez que salimos ,comencé a toser a causa del humo que el mismo pae fumaba más los inciensos encendidos, este se me acerca y me dice vas a tener que dejar el cigarro porque sino este te va a mal trae, a lo que yo contesté, en mi vida fumé un cigarrillo. No sé con que cara lo habré mirado pero fue la última vez que vi al pae perro rastreador. Pero mi experiencia en el caso de Johnattan no terminó ahí; dos semanas después y a eso de las 3 y media de la madrugada, me ocurre algo que nunca podré olvidar por la carga de emociones que eso produjo en mí. De golpe es como si me encontrara frente a una cortina negra, esta se rompe y me encuentro en una laguna con juncos y me llama la atención porque veo dos tanques de ose sobre una estructura y lo extraño es que veo la imagen invertida como si estuviera viendo el reflejo sobre un espejo de agua, sumado a todo esto una sensación de profunda tristeza y congoja, similar a la que presentí en mi primer contacto con este caso, no hay duda era la sensación de la muerte. Estaba viendo el lugar donde yacía el cuerpito del niño extraviado. Rápidamente llamé a Fabio para que comunicara a la policía sobre lo percibido. La policía le comentó que a 2 kilómetros de la zona que desapareció existía la laguna del cisne donde ose extraía agua para la zona, pero que ya habían buscado allí, incluso por parte de los bomberos que habían dragado toda la zona de la laguna sin obtener indicios del niño. De todas formas se le pidió que volvieran a buscarlo allí, no tuvieron tiempo; lamentablemente ese día una pareja de ecologistas lo encontraron semienterrado cabeza abajo entre unos pajonales en uno de los márgenes de la laguna, de acuerdo a la visión que había tenido la noche anterior .Inconscientemente percibí la imagen de su ubicación desde su propia óptica, cabeza abajo.

1 comentario:

  1. Durante noviembre estamos realizando la primera encuesta de bloggers en Uruguay.
    Te invitamos a participar en ella y a difundir tu sitio en Bló!.

    Ingresá a soyunblo.blogspot.com para enviarnos tu blog y/o completar la encuesta anónima.

    Dale, participá!


    [Lamentamos haber utilizado este espacio para realizar la invitación]

    ResponderEliminar